¿No te ha pasado alguna vez que has sentido algún tipo de molestia en la parte posterior de la boca y lo has asociado a las muelas? ¿Qué tal te parecería conocer el nombre de las muelas y ver cómo puedes tratar esa molestia? 

Hoy, en nuestro blog, te las vamos a presentar para que las conozcas y sepas un poco más de estas piezas dentales que nos acompañan durante toda la vida, siempre y cuando las cuidemos como se merecen acudiendo eventualmente a nuestra clínica dental.

Sorprendentemente, las piezas dentales no aparentan tener un nombre científico específico, sino que se diferencian en 4 grupos de dientes según están localizados en la mandíbula. Así pues, tenemos: incisivos, caninos, premolares y molares.

Incisivos

Incisivos frontales: 2 arriba y 2 abajo.

Incisivos laterales: 2 arriba y 2 abajo.

Caninos

Caninos: son 4 piezas, 2 arriba y 2 abajo.

Premolares

Primeros premolares: 4 piezas dentales, 2 arriba y 2 abajo.

Segundos premolares: 4 piezas dentales, 2 arriba y 2 abajo

Molares

Primeros molares: 4 piezas dentales, 2 arriba y 2 abajo.

Segundos molares: 4 piezas dentales, 2 arriba y 2 abajo.

Terceros molares: 4 piezas dentales, 2 arriba y 2 abajo (estos serían las conocidas como muelas del juicio. Puedes leer más sobre éstas en nuestra publicación sobre los cuidados en la extracción de la muela del juicio).

 

 

Los nombres de las muelas y dientes

Vamos a entrar un poco más en detalle para que veas a qué nos referimos cuando hablamos de los nombres de los dientes y muelas.

Incisivos

Se denominan incisivos a aquellas piezas dentales que más se resaltan en la sonrisa. Son los que que más se ven cuando sonreímos, es decir, las cuatro piezas superiores e inferiores frontales que se sitúan en la parte central de la cavidad oral.

Suelen ser los primeros dientes de leche que nos salen cuando estamos creciendo, siendo la edad aproximada de aparición el período que va de los 6 meses al primer año.

Caninos

Los caninos son los dientes que nos facilitan el proceso de masticación durante nuestra ingesta de comida y los podemos encontrar situados entre los incisivos laterales y los premolares.

Estos comienzan a aparecer a partir del año y medio, pese a que también depende de cada bebé. En algunos casos pueden demorarse en aparecer hasta los dos años edad.

Los colmillos definitivos inferiores, es decir, los que ya no se consideran dientes de leche, tienden a aparecer sobre los nueve años. Y en el caso de los superiores, tardan algo más, apareciendo entre los diez y doce años.

Premolares

El nombre de premolares viene por su ubicación entre los caninos y los molares, aunque se les identifica normalmente con el nombre genérico de “muelas”.

Los premolares son los encargados de ayudar en la digestión de la comida mediante la trituración de los alimentos.

En el caso de los premolares, los dientes de leche comienzan a salir desde el primer año y medio, mientras que los permanentes erupcionan a partir de los diez años.

Molares

Son los dientes que más abundan, puesto que en la edad adulta se pueden llegar a tener un total de 12 muelas. Los primeros molares aparecen alrededor de los seis años, pero no es hasta los doce años que aparecen los definitivos.

Los segundos molares no tienen predecesores, aparecen de forma definitiva entre los once y trece años y se sitúan justo después de la primera fila.

Por último, las situadas en la parte posterior de la boca (terceros molares), detrás de los segundos molares, son también conocidas como las muelas del juicio y pueden aparecer entre los dieciocho y veinticuatro años, o incluso no llegar a salir nunca.

Por lo tanto, si te encuentras con problemas con estas últimas y, ahora que ya conoces el nombre de las muelas, te aconsejamos que acudas a alguna de nuestras clínicas de ortodoncia en Madrid con tal de hacer una revisión a tus muelas del juicio, te esperamos.