Después de una extirpación de un diente el proceso de recuperación debe ser muy meticuloso. Es por eso que los cuidados en la extracción de la muela del juicio se deben llevar a cabo de manera muy rigurosa con el fin de evitar cualquier tipo de infección o problema que conlleve un susto mayor y tener que volver al dentista por algo más que una simple revisión postcirugía. 

Seremos nosotros quienes tendremos que llevar a cabo el tratamiento de recuperación sin la supervisión de nuestro dentista y, aunque nos haya dado una serie de pautas e indicaciones a tener en cuenta en el proceso de recuperación, no debemos dejar ningún tipo de detalle al azar para no empeorar nuestra dolencia.

Los motivos que determinan la extracción de la muela del juicio suelen deberse a causas como dolor o malestar. Factores que nos impiden realizar nuestras actividades del día a día de manera habitual.

La importancia del cuidado de las muelas del juicio

Las muelas del juicio son aquellas que están situadas en la parte posterior de la boca, por lo tanto son las últimas en posición, y las últimas en aparecer. En algunos casos la aparición de las muelas del juicio se retrasa hasta la edad adulta o su aparición se ve muy dilatada en el tiempo. Incluso hay personas a las que nunca les lleguen a salir.

También hay gente que dice que nunca llegan a sentir dolores o molestias por parte de los molares frente a aquellos que dicen que los dolores en ocasiones no les dejan ni dormir. Como vemos, cada caso es diferente y, tal vez no sea caso de estudio, pero sí deja patente que la muela del juicio no es una ciencia cierta.

Las muelas del juicio reciben este nombre debido a que, la media de edad de aparición de este diente se encuentra en la franja de los 17 a los 25 años. Edad en la que los seres humanos ya tenemos más conocimiento y juicio a la hora de tomar ciertas acciones. Podría ser sinónimo de madurez y de entrada en la etapa adulta.

 

 

¿Cómo cuidarse después de sacarse la muela del juicio?

El orden de los cuidados tras la extracción de muela a tener en cuenta para una pronta y segura recuperación es algo simple y se basa en un proceso natural.

Normalmente, después de la extracción el cirujano o dentista se encargará de proporcionar una gasa o algún tipo de algodón con el cual presionar el pequeño agujero que habrá dejado la muela tras la extracción para frenar la hemorragia.

Posteriormente, una vez la cirugía ha sido realizada, el proceso de curación inicia mostrando una hinchazón o inflamación en la parte afectada. Lo recomendable es aplicar hielo 3 veces al día para reducir la inflamación.

Es importante iniciar un periodo de descanso o reposo con tal de evitar posibles problemas en el proceso de recuperación. Aunque sea algo pequeño y en la boca, no deja de ser una cirugía y una agresión externa a nuestro organismo.

La zona afectada debe mantenerse bajo un estricto régimen de higiene con tal de propiciar una pronta y segura recuperación. Es importante evitar posibles infecciones en la zona y por lo tanto debe mantenerse siempre limpia y cuidada.

¿Cuánto tiempo dura la recuperacion de la muela del juicio?

Normalmente, la recuperación puede llegar a tomar unas 24 horas de sangrado.

Si sientes mucho dolor o molestias consulta primeramente al doctor antes de tomar medicinas por motu propio.

La ingesta de alimentos debe llevarse a cabo de manera racional, una dieta a base de comidas blandas durante las primeras 24-48 horas será fundamental. Además de no ingerir alimentos sometidos a altas temperaturas o que estén muy calientes. 

Por descontado, queda absolutamente prohibido fumar. Esto incluye cualquier tipo de cigarrillo. El tabaco ralentiza el proceso de recuperación y puede ser foco principal de posibles infecciones.

En cualquiera de nuestros centros Cita Dental nos encargaremos de realizar la extracción de muela del juicio de manera profesional y con garantías.