Etimológicamente, ortodoncia es la conjunción de la palabra de origen griego orthos que significa “recto” y -odont que refiere a los dientes, en síntesis se puede decir que es la “rectitud de la dentadura”.

Hay varias definiciones de ortodoncia pero la Sociedad Española de Ortodoncia la define como “una especialidad que estudia, previene y corrige las alteraciones del desarrollo, las formas de las arcadas dentarias y la posición de los maxilares”. 

El objetivo de la ortodoncia no es solo estético sino también el equilibrio morfológico y funcional de la boca y la cara. 

Qué es una ortodoncia en una muela

Lo más habitual es ver los dientes frontales y caninos siendo enderezados por el tratamiento de ortodoncia.

Las muelas son tomadas por el ortodoncista como guía para corregir la mordida, ya que no son dientes que se suelen desviar. Por ese motivo ocupan un rol muy activo a la hora de realizar este tipo de procedimientos bucales tanto las muelas tradicionales como las de juicio.  

Estas últimas tienen mala fama y a veces suelen ser las causantes de los desvíos de los dientes frontales pero en caso de que se haya que reponer una muela tradicional por diversas razones, las muelas del juicio pueden ocupar ese lugar. 

Este proceso de “intercambio” de muelas es lo que llamamos “ortodoncia en muela”. 

Otras de las ventajas de reemplazar una muela tradicional perdida por la de juicio es que se tendrá un diente original y sano que siempre es recomendado por sobre los implantes artificiales. 

Siempre está a decisión del paciente si prefiere el método con implantes artificiales, que conlleva menos tiempo, pero los tratamientos “naturales” y largos suelen ser los más fructíferos con el pasar de los años. 

También es cierto que no es una opción disponible para todo el mundo puesto que a veces la posición de las muelas del juicio y su previa extracción hacen que el implante sea la única vía posible. 

Cómo saber qué tipo de ortodoncia necesito

Existen varias modalidades de ortodoncia para ir en busca de los mismos resultados, todo depende de la viabilidad del tratamiento, presupuesto y comodidad del paciente. Los más famosos y que todos tienen en su mente al momento de hablar de ortodoncia son los brackets

Hechos a base de filamentos de metal muy comunes en adolescentes. Hoy en día ya ha dejado de ser un tratamiento exclusivamente de un público pre-adulto y se ha convertido en un proceso que se realiza a cualquier edad. 

Además de los mencionados brackets de metal, también existen los que van detrás de la dentadura que se conoce como ortodoncia lingual y sirve para preservar la estética o incluso la revolucionaria y de última tendencia técnica llamada ortodoncia invisible o Invisalign .

La mejor manera de saber qué tipo de ortodoncia se puede llevar es consultando al odontólogo para que este pueda dar todas las opciones de acuerdo al diagnóstico que presenta el paciente, sus posibilidades económicas, su disponibilidad para llevar el tratamiento y otros factores.