La rotura de un diente puede producirse de muchas maneras y puede ser una situación desesperante. Pero no os preocupeis que, en realidad, es una de los hechos más comunes que se ven en la sala de urgencias de odontología. 

La estética bucal es una de las mayores preocupaciones a la hora de lidiar con este tipo de problemas, en este link puedes conocer más sobre cómo mejorar la estética dental.

Las causas más comunes de un diente partido son la mordedura de alimentos especialmente duros, accidentes, caídas o tropezones, golpes deportivos y otras. Esto generalmente se asocia con la niñez, pero una gran cantidad de adultos que sufren de este problema. 

Los dientes más propensos a sufrir estos traumatismos son los incisivos centrales superiores, popularmente llamados paletas. El mayor inconveniente que trae este diente partido es que afecta directamente la estética bucal del paciente y causa mayor estrés y preocupación. 

Un diente puede partirse de diferentes formas. Puede quebrarse ligeramente en incisal lo que deja un borde irregular y a este tipo de rotura se le llama diente astillado. Luego nos podemos encontrar con roturas parciales cuando se desprende una pequeña esquina de la pieza dental o una rotura total cuando esta se rompe por completo. 

¿Cómo actuar ante un diente partido?

Lo primero que se tiene que hacer en estos casos es ir a su dentista de confianza. Sepa que el tiempo es primordial para la mejor reparación del diente partido. Previo a acudir al odontólogo puede realizar las siguientes acciones:

1- Si se ha salido un trozo entero de diente, lo mejor que puede hacer es tratar de rescatarlo, higienizarse de la mejor manera y guardarlo para llevarlo al dentista.

2- No toque el diente partido dentro de su boca, las manos sucias pueden provocar problemas de infecciones en la zona dañada. 

3- Trate de bajar el dolor y la inflamación aplicando frío donde se produjo el traumatismo. 

4- Enjuagarse la boca suele ser otra práctica recomendada para no generar infecciones por la suciedad que pueda quedar al producirse el golpe.

5- No olvidar los detalles del accidente así el dentista cuenta con la mayor información necesaria para aplicar el proceso correcto de curación. 

¿Cómo se repara un diente roto?

Como mencionamos anteriormente, lo primero que hará el dentista es analizar el caso dependiendo del tipo de rotura y brindar el mejor tratamiento para esa dolencia. Cada situación y tipo de rotura conlleva en mayor o menor medida cierta complejidad.  El dentista puede llegar a pedir una placa radiográfica para analizar con más profundidad la lesión. 

Para el diente astillado, lo que se realiza es el limado y pulido del mismo mediante fresas y la aplicación de un gel que elimina la sensibilidad que provoca la lesión. 

La rotura parcial de la pieza dental es reconstructible con composite. Lo importante en este caso es saber si la lesión ha alcanzado al nervio y en caso de que así sea el proceso de curación es mucho más complejo.

Cuando la rotura es total y si se ha podido recuperar la pieza perdida, se puede lograr la unión entre las dos partes. Puede suceder que la forma en la que se ha roto el diente no permita que se vuelvan a unir, en esta situación se utiliza la reconstrucción de composite o la colocación de una corona. Para los casos donde el nervio ha sido afectado se debe recurrir a un endodoncista que realice un tratamiento de conducto para matar el nervio y eliminar el dolor. Si quieres saber en qué consiste este proceso de endodoncia te invitamos a venir a Citadental tu clínica dental en Madrid.