Roncar y la apnea del sueño

El ronquido es uno de los ruidos más molestos a la hora de dormir producido cuando existe una obstrucción al paso del aire a través de la parte posterior de la boca y nariz.

Detrás de los ronquidos puede esconderse una apnea del sueño que debe diagnosticarse para saber si es leve, moderada o grave.

Síntomas visibles de la apnea del sueño

Se trata de una enfermedad respiratoria caracterizada por una serie de señales evidentes:

  • Ronquidos habituales
  • Somnolencia en el día
  • Fatiga crónica
  • Contracturas musculares
  • Paradas de la respiración de forma repentina
  • Cansancio

Lo habitual en personas que padecen apnea del sueño suelen empezar a roncar muy fuerte después de dormirse seguidos de un periodo de silencio.

Tratamientos de la apnea del sueño

Para la apnea es muy recomendable hacer uso de una férula mandibular. Con ella logramos adelantar la mandíbula de forma natural para mantener abierta la faringe, lo que permite el paso del aire. De esta manera eliminamos los ronquidos y mejoramos la calidad de vida del paciente. Con dicha férula conseguiremos reducir las interrupciones del sueño, disminuir la intensidad del ronquido y mejorar la vida del paciente.

La férula mandibular está indicada en casos leves de síndrome de apnea del sueño y roncadores simples. Para conseguir la misma se toman medidas anatómicas del paciente y se realizan impresiones dentales de sus arcadas dentales, del maxilar y mandíbula simulando un avance mandibular.

Consejos para la apnea del sueño

Entre algunas de las cosas que también nos ayudarán están:

  • Perder peso en caso de obesidad.
  • Evitar fumar
  • Una habitación para dormir sin aparato eléctrico y aireada.
  • Evitar el sedentarismo y una alimentación equilibrada.