Menopausia y salud dental

La menopausia es la etapa de la vida de la mujer caracterizada por la disminución de la actividad de los ovarios y de la producción hormonal, lo que conlleva ciertos cambios en el organismo.

Los cambios más comunes tienen que ver con sudores, sofocos, fatiga o repentinos cambios de ánimo como principales factores. En lo que respecta a los problemas bucodentales asociados no está muy claro en qué puede afectar.

Bien es cierto que el descenso de la producción de hormonas conlleva modificaciones en la encía, la mucosa bucal y el hueso que sustenta el diente. Dichos cambios pueden hacer que perdamos color del diente, alteraciones o incluso pérdida de piezas.

También puede sensación de ardor o sequedad.

Patologías bucales y menopausia

Las patologías bucodentales asociadas en mujeres en esta etapa son:

Boca seca. Conocido como xerostomía puede derivar en problemas para tragar o saborear alimentos.

Síndrome de ardor bucal. Un ardor intenso y sensación de quemazón afectando a la lengua y, a veces, labios y encías. Suele darse más en mujeres postmenopáusicas.

Gingivitis descamativa. Debido a la falta de producción de hormonas sexuales se puede dar este problema, caracterizado por la separación de las capas externas de la encía quedando al descubierto terminaciones nerviosas, y produciendo molestias y dolor.

Caries radicular, a consecuencia de la gingivitis, quedando la zona de la raíz al descubierto  aumentando la posibilidad de caries.

Enfermedades periodontales. La alteración del hueso u osteoporosis también se relacionan con la fase menopáusica.

Es por tanto importante asistir con periodicidad al dentista y realizar limpiezas bucales, a poder ser, dos veces al año en clínica.