Un problema muy frecuente que sufre la gente hoy en día es el de apretar los dientes cuando están durmiendo o en situaciones de nervios o estrés, como ya comentamos en nuestra publicación de Cómo calmar el dolor de dientes por nervios. Por eso te vamos a dar una serie de pautas para que sepas cómo dejar de apretar los dientes al dormir y evitar así lo que se denomina Bruxismo.

En odontología se denomina bruxismo a la acción de rechinar o frotar los dientes entre sí de manera inconsciente en diversos momentos del día, pero sobre todo durante la noche. Es en ese momento, cuando no somos conscientes de algunos de nuestros movimientos o impulsos es cuando más veces realizamos esta actividad. 

Tratamiento para el bruxismo

Como hemos dicho, cuando acudas al dentista y te diagnostiquen un tratamiento para el bruxismo te indicarán que es necesario el uso de una férula dental

Tanto como método para tratar el bruxismo u otro tipo de anomalía referente a trastornos temporomandibulares, se recomienda una férula de descarga o férula oclusal. Si bien es cierto que hay varios tipos de férulas y vamos a nombrar algunas de ellas, en este caso la de descarga u oclusal es la indicada para esta patología. 

Férula de descarga u oclusal

Las férulas, suelen ser elementos transparentes moldeados y diseñados en la propia clínica dental tomados a partir de la forma de nuestros dientes. En concreto, la de descarga u oclusal se coloca en la arcada superior (parte superior) de los dientes con tal de evitar que estos y los inferiores se rocen y produzcan desgaste

Gracias al material del que está fabricada es resistente a la fricción y a la humedad que comporta tanto tenerla en la boca como la realización de limpiezas a las que la sometemos.

El espesor no debe ser algo que percibamos, es decir, su grosor no debe superar los 2 milímetros y tampoco es necesario que nos ocupe toda la parte superior. Con proteger la mitad de los dientes para protegerlos del contacto es suficiente.

Férulas de blanqueamiento dental 

Las férulas de blanqueamiento dental, como su propio nombre indica, son férulas con las que se busca recuperar el color de los dientes. Se blanquean mediante el uso de la aplicación de un gel sobre la propia férula que se debe colocar en los dientes.

Normalmente es un proceso que dura en torno a 3 y 4 semanas y requiere que se realice a diario durante unas 4 o 5 horas. No obstante, si se aplica y deja durante toda la noche no es ningún problema.

Férula de ortodoncia

Este tipo de férulas se utilizan para la corrección de la posición de los dientes. El tratamiento suele durar, depende de los casos, en torno a 12 meses. Se aplica para perfilar algunos ajustes como la posición de piezas dentales donde es necesario cambiar las férulas para que se ajusten a los cambios producidos en la boca con cierta periodicidad.

Férula deportiva

Tal vez la férula deportiva sea la que más conozcamos y se utiliza para proteger las piezas dentales. Aunque no sea en primera persona, la vemos muchas veces en futbolistas, atletas de deportes de contacto e incluso en la fórmula 1.